Hasta el 38% de las embarazadas experimentan estreñimiento

chicabuena
11/09/2012

Se estima que entre el 11 y el 38% de las mujeres embarazadas tienen problemas para ir al baño durante el período de gestación debido a cambios fisiológicos y anatómicos del tracto gastrointestinal. Según publica el Colegio de Médicos de Familia de Canadá en su revista se produce un aumento de los niveles de progesterona y una reducción de los niveles de hormonas motilina, lo que disminuye el tránsito intestinal. Además, aumenta la absorción de agua de los intestinos, causando que las heces se sequen.

El informe explica que los suplementos de vitaminas como hierro y calcio pueden contribuir aún más al estreñimiento. Y mientras va avanzando el embarazo, el aumento del tamaño del útero puede ralentizar el movimiento hacia adelante de las heces.

Los autores añaden que “es importante tener en cuenta que el estreñimiento afecta de manera negativa a la vida diaria de los pacientes y que sólo es superado por las náuseas, el problema gastrointestinal más común durante el embarazo”.

Cómo combatirlo

Entre las recomendaciones que incluye este organismo para poner fin al estreñimiento están el aumento de fibra en la dieta, ingerir mucho líquido y la práctica de ejercicio físico. Cuando esto no resulta suficiente, se aconseja la toma de laxantes a corto plazo o de manera esporádica para evitar la deshidratación o algún desequilibrio de electrolitos en mujeres embarazadas.

El Foro de Regulación Intestinal recomienda la toma de laxantes de origen natural. Se considera que los laxantes osmóticos y el bisacodilo son de riesgo bajo y las antraquinonas se pueden utilizar con seguridad.

Están restringidos o contraindicados los laxantes que contienen aceite de ricino, porque pueden estimular las contracciones uterinas tempranas; los aceites minerales orales (parafina) de forma continuada, ya que podrían disminuir la absorción de vitaminas liposolubles y predisponer a hemorragias neonatales por hipoprotrombinemia, y tampoco son convenientes los laxantes salinos (sales de magnesio y fosfosoda), que pueden incrementar la retención salina materna.