Ejercicio

chica8
10/07/2012

El ejercicio físico ayuda

a evitar el estreñimiento

Los beneficios que el ejercicio físico tiene para la salud son múltiples. La práctica del deporte acompañada de una dieta sana y la ingesta de líquidos puede ayudar bastante a regular la actividad intestinal.

Aparte de mejorar la circulación sanguínea y el aparato respiratorio, es importante para favorecer los movimientos peristálticos de los intestinos y prevenir así el estreñimiento. Por eso es importante trabajar la zona abdominal. Pueden resultar muy efectivos los ejercicios realizados sobre una colchoneta como la flexión de rodillas hacia el pecho, hacer abdominales o estiramientos de espalda y piernas. La práctica del yoga o pilates incluye todos estos movimientos.

Los ejercicios abdominales aparte de favorecer la movilidad intestinal, también mejoran la asimilación de los alimentos y el aprovechamiento de nutrientes, dejando las paredes del intestino libres de residuos.

Hay muchos deportes que pueden aportar fluidez a la actividad intestinal, como correr, nadar, o montar en bicicleta. Caminar todos los días durante un tiempo prolongado y subir escaleras en lugar de utilizar el ascensor también pueden servir de ayuda. En general, es recomendable realizar cualquier actividad física al menos 3 ó 4 veces por semana.

Hay que evitar ante todo el sedentarismo. Si el trabajo que realiza implica estar sentado, levántese al menos cada dos horas.

El momento recomendado para hacer ejercicio es cuando han pasado al menos dos horas desde la última comida para no interrumpir la digestión.